21 de diciembre de 2013

MICHAEL CONNELLY: ECHO PARK

Echo Park (2006) es la duodécima novela de Michael Connelly protagonizada por Harry Bosch.
En 2002 cuando el detective abandonó el Departamento de Policía de Los Angeles fotocopió los expedientes de algunos casos no resueltos que le continuaban obsesionando. Uno de ellos fue el de Marie Gesto, desaparecida en 1993. A pesar de sospechar durante años del hijo de un importante hombre de negocios, nunca pudo probar su participación en el crimen.
Tras regresar a la Policía (Último recurso), Bosch trabaja junto con Kiz Rider en la elitista Unidad de Casos Abiertos. Trece años después de la desaparición de Marie Gesto, un asesino en serie detenido por casualidad, Raynard Waits, se autoinculpa de ese y de otros crímenes. Pretende con su confesión negociar con la Fiscalía y evitar la pena capital. Bosch tiene la oportunidad de aclarar por fin un caso que durante todo ese tiempo no ha podido olvidar; pero, como consecuencia de una desastrosa operación policial, Waits consigue escapar después de matar a varios agentes y de herir gravemente a Rider.
Con la ayuda de Rachel Walling, agente del FBI especialista en trazar perfiles psicológicos, y, además, anterior amante suya, Harry Bosch localiza al psicópata y lo mata. Aun así, el caso Gesto no queda resuelto.
Una de las mayores sorpresas de esta novela es encontrar a un Harry Bosch partidario de la pena de muerte. Ante los horrorosos crímenes cometidos por Waits, proclama que se trata de un tipo al que no se debería dejar vivir. Al final, él personalmente se encarga de acabar con su vida. En algunas de sus novelas (La rubia de hormigón o El inocente) Connelly cita a Nietzche: “Si luchas contra monstruos, tú serás uno de ellos. Si miras al abismo, el abismo te devolverá la mirada.” Cuando en Más oscuro que la noche Terry McCaleb elabora el perfil psicológico de Bosch lo califica como “Ángel vengador”, y añade “se aproxima demasiado al abismo. Peligro de caer en él.”
¿Se ha convertido finalmente Bosch en uno de los monstruos que combate? La pregunta sería inimaginable en las primeras novelas del personaje. Rachel Walling acaba huyendo de él con espanto.
Por otro lado, Michael Connelly, que públicamente afirma admirar las novelas de Thomas Harris protagonizadas por Hannibal Lecter (al que se refiere en esta novela), se adentra en un género, el de los psicópatas, que, en mi opinión, no es su mejor registro, como ya demostró en El poeta o en Cauces de maldad
Echo Park y su autor alcanzan la nota más alta cuando exprimen las características de la novela negra: denuncia social, policías y fiscales corruptos, ambiciones políticas, candidatos sobornados…
Una novela desconcertante.
Las claves negras:


  • Psicópatas.
 Licencia Creative Commons

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada